¿Por qué esta guía?

La idea de esta guía me surgió cuando unos amigos españoles se fueron a Roma y volvieron sin haber tenido la oportunidad de disfrutar de mi ciudad, cansados y sin haber visto la mayoría de las cosas más  bonitas, o quizás solo las más turísticas.  Entonces pensé que quizá hubiera podido ser útil a otro viajador o viajadora que decidiera visitar mi ciudad. Y en estas pocas páginas espero podáis encontrar algún que otro consejo útil.

Se dice que Roma no se puede llegar a conocer (bien) ni siquiera a lo largo de una vida entera, y que cada vez que se vuelve a pisar sus “sanpietrini” y a respirar su aire, se encuentra algo nuevo y todavía desconocido, entre sus pequeñas   calles   y   rincones   más   escondidos.   Como  soy  romano,  no  puedo decir que esto no sea verdad, pero como sé que a lo largo de nuestra vida hay mucho más que ver que Roma, lo que puedo aconsejaros es dedicarle por lo menos 5 días para visitarla. Son pocos, pero lo suficiente para tener gana de volver cuanto antes.

Además, sería mejor visitarla juntos a una persona de allí, aunque muchos de los   romanos   no   la   conocen   tan   bien   como   para   trasmitir   toda   la   historia, misterio y leyenda que la rodea, y además nuestro accento tan raro y la falta casi   competa   de   conocimiento   de   otro   idioma   que   no   sea   el   dialecto romanesco, complicaría mucho la vida de un pobre extranjero, atrapado entre una ruina del Foro Romano, una pintura de Caravaggio, un euro para la Fontana di Trevi, una mirada a las esculturas de Michelangelo y Bernini, la subida al Cupolone (de San Pietro), unas charlas con los gladiadores en el Colosseo, el encanto de la Piazza Navona y otras cosas que se encuentran en cada esquina.

En fin… estas pocas páginas no son nada más que unos apuntes, divididos por días, de manera que podéis disfrutar de los lugares más famosos y de los que son menos turísticos de mi ciudad, sin volver cansadíssimos y enfadados. Por cierto, Roma se conoce andando, así que la   mejor   manera   para   disfrutarla  (y en algunos casos, la única), es paseando. Sin prisa y sin estrés, por supuesto 🙂

¡¡Que lo paséis bien en mi ciudad!!

Pd: Esta guía es simplemente un listado de sitios de mi ciudad, organizados por día. No ha sido pensada  entonces  como referencia turística. De hecho hay guías y organizaciones turísticas romanas mucho más preparadas que yo (por supuesto), para disfrutar de la belleza de Roma. Entre ellas os aconsejo a mi amiga Annamaria, que ya hace años acompaña grupos hispanohablantes por las calles de mi ciudad. Sus contactos, email: ariel-80[@]hotmail.it y Skype: annamaria.cimino